miércoles, septiembre 21, 2005

Natural History

La infancia en los 80. La dictadura de la lycra, los copetes, el glam, los sintetizadores, el maquillaje, Barco, Reagan, el Betamax, la TV de dos canales, el Atari y el omnipresente color fucsia. En fin, para olvidar. No fue la mejor época para empezar a descubrir el mundo. Sin embargo, hay algo que, estoy seguro, todo nerd/ñoño/geek (o personas de insaciable curiosidad, como prefiero considerarnos), cuya infancia transcurrió durante los 80, recuerda con cariño. Estoy hablando, por supuesto, del Album de Historia Natural de las Chocolatinas Jet.

Esta tarde volví a probar una chocolatina jet después de mucho tiempo. Y no fue sólo una, fueron dos. Sin embargo, como vivo en Cúcuta, un pueblo-ciudad que es poco menos que el infierno en más de un sentido, el (los) chocolate estaba derretido. No fue la mejor experiencia gastronómica pero al menos me sirvió de oportunidad para volver a ver las coloridas láminas que iluminaron mi infancia.

Mi album estaba totalmente desvencijado. No tenía pastas y algunas de sus hojas estaban rasgadas. Muchas veces lo leí de principio a fin, tuviese o no las láminas, y memorizaba las descripciones de mis animales favoritos. Fue tal vez una de las influencias más tempranas que me condicionaron para estudiar lo que estudié (¿he mencionado que soy biólogo?). Era un conocimiento primario, puro y desprovisto de influencias digitales.

Recuerdo las profundas conversaciones con los otros nerdos del colegio y la nerda de mi prima sobre lo difícil que era conseguir láminas como el sol (con tormenta solar incluída), la higuera, el pingüino real y el período Arcaico, y la admiración que sentía por ellos cuando por fin las conseguían. Era tal la obsesión (una de mis primeras) que una tarde, estando en la casa de mi abuela con la mencionada prima, reunimos nuestros metálicos ahorros y los gastamos en su totalidad en la tienda de enfrente a cambio de dos docenas de chocolatinas que procedimos a consumir en muy pocos minutos. La verdad es que no me acuerdo que tan valioso fue el botín de láminas pero la empalagada se remonta en mi memoria hasta estos días. Desgraciadamente pasó el tiempo y crecí, llego el nintendo, el cable y los amigos, y paulatinamente perdí el interés. Nunca lo llené. A pesar de todo, el album todavía daba vueltas entre las gavetas de mi casa junto con mi extensa colección de Condoritos, y esporádicamente volvía a mis manos para recibir una amorosa hojeada.

La última vez que lo vi fue durante el trasteo que se hizo para desocupar mi casa cuando mi mamá y yo nos fuimos para Estados Unidos. No se que pasó con él. Es posible que todavía esté en alguna caja donde mi abuela, como es posible que haya corrido la misma suerte de muchos libros y ahora esté hecho trizas en el suelo de la pieza de los chécheres (o cuarto de San Alejo, como prefieran) a causa de las fauces de mi aburrido y anciano perro. O también es posible que yo lo haya arrojado a la basura hace 8 años cuando tal vez pensé que ya no tenía ningún valor para mí. Prefiero no pensar esto último.

Los dejo con las láminas que me salieron hoy: el toro rojo y el halcón:

Buenas noches y dulces sueños.

Diego.

Mucha nostalgia hoy. Esto es lo que yo no quería con mi blog

5 Comments:

Blogger stultaviro said...

Pues como verá me pasé por su post y lo disfruté bastante. No me queda duda de que el Álbum de Historia Natural de Chocolatinas Jet hace parte del patrimonio sentimental de quienes nacimos hace dos o tres décadas. Y debo confesar que, si bien soy poco amigo del dulce, soy un adicto absoluto a las chocolatinas jet (las pequeñas, las grandes no saben igual). Un abrazo.

11:01 a. m.  
Blogger Ricardo said...

Ando bastante preocupado porque no puedo encontrar el vínculo al álbum virtual de chocolatinas Jet en Internet. No es lo mismo que el original, pero es una opción para quienes ya no queremos cargar con el album de papel, tras 30 años de intentar conseguir los 508 cromos y una hiperglicemia de tanto comer chocolatinas. Si alguien sabe que pasó con el ábum virtual , por favor cuéntenos.

3:40 p. m.  
Blogger gualy said...

estoy interesado en intercambiar laminas del álbum nuevo de chocolatinas jet, a los interesados mi correo es gualy_10@hotmail.com

12:11 a. m.  
Blogger pad said...

Hola , yo tambien estoy interesado en intercambiar laminas, tengo en el momento 20 Códigos de laminas virtuales, aunque pienso que deberíamos crear un blog, e ir posteando los codigos de laminas que vayamos recolectando, que piensan?

mi email es pad@unixpad.com

Saludos

1:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La dirección del álbum Virtual de las Láminas de Chocolatinas Jet es:

http://www.chocolatesjet.com

La dificultad estriba, seguramente, en que aparece chocolates y no chocolatinas, como se pudo observar.

Cordialmente,

UN AFICIONADO

9:34 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home