martes, septiembre 27, 2005

The Evil Empire

A diferencia de muchos bloggers y aficionados a la informática, a mí me tiene sin cuidado todo el debate ideológico acerca del software libre, el Linux, el imperio del mal de Microsoft y el no a la publicidad en internet. He visto que muchos websites apoyan una campaña que busca que los creadores de software no patenten sus creaciones. Yo no sé en que están pensando. Si yo tuviera la habilidad y la dedicación para crear un buen paquete de software lo patentaría de inmediato. ¿Cómo no voy a querer proteger y lucrarme de algo a lo que le invertido una buena cantidad de trabajo y tiempo? No entiendo. Es posible que yo sea un tipo simplón y no sea capaz de apreciar los trasfondos éticos, sociológicos y políticos de esa cruzada. Qué diablos. Me da mucha pereza apreciarlos.
He crecido toda la vida con los productos de microsoft y la mayoría del tiempo me han funcionado para lo que los he necesitado. Dirán muchos que esa es precisamente la ilusión que crea don Guillermo Puertas al mover los hilos de un monopolio mundial que no permite que el pueblo tenga acceso a otros programas que probablemente sean de mejor calidad. Yo sé. No me importa. Mi próximo computador seguramente tendrá la versión de windows que al viejo Güilian y sus hordas de secuaces se les venga en gana. Linux y Firefox no me hacen falta, así no los conozca.
Todo esto para hablar de una estupidez que está haciendo Microsoft. Hace unos días vi por televisión que formalizaron una alianza con el excelentísimo Doctor Alvaro Uribe Vélez para iniciar un programa de ventas de PCs a bajo costo que traen una versión muy básica de windows dirigida a principiantes. Pues bien, hoy me enteré de qué se trata esta versión. Entre otras cosas, no tiene soporte de red local y, lean bien, sólo permite correr un máximo de tres programas al mismo tiempo.
Supongo que microsoft espera combatir la piratería ofreciendo versiones legales de su software en equipos baratos, asumiendo que la gente prefiere sacrificar algo de funcionalidad con tal de evitar la piratería. ¡Já! Una vez los "principiantes" gasten los 10 o 15 minutos reglamentarios aprendiendo a usar windows, querrán tener una copia verdaderamente funcional. ¿Qué pasa luego? Bus, Sanandresito (el gran mercado de lo ilegal en Colombia), $5000 (U$ 2.20), windows pirata. Bueno, pensará Billy, por lo menos no instalaron Linux.
Con respecto a la publicidad en internet, detesto los pop-ups y el spyware, pero apenas vea la oportunidad le clavo unos cuantos banners a este lugar. Que pena.
Buenas noches y dulces sueños.
Diego
Soy mucho menos derechista de lo que parezco. O tal vez no. No sé.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home